miércoles, 3 de septiembre de 2008

PRÓXIMAMENTE "QUEBRADA" de Elisabet Cincotta

PRÓLOGO

QUEBRADA

Elisabet Cincotta, poetisa querida, conocida de alma, desde adentro, desde donde los sentimientos afloran, callados y en revolución eterna del ser que se mueve, que no se queda quieto en el devenir de la vida. Escritora argentina, de Berazategui, quien no para en su andar con la pluma como estandarte y el corazón por papel, nos presenta nuevo Libro. Escrito en tercera persona, dedicado a una mujer sin nombre, sin rostro y con todos los rostros, porque en ella describe a todas las mujeres del mundo en cada emoción, etapa, sentimiento, paso de tiempo, esperas en andenes, llegando el tren de cada estación.
Nos describe, la autora con magistral sintonía, el andar de una Mujer Quebrada por los avatares de la vida...o sea, escribió partes de mi historia , sin conocerme, sin saber que yo existía y sin embargo, entre sus prosas camino junto y en ella, con la Mujer Quebrada.
He seguido su saga desde que la hizo pública en algunos espacios cibernéticos, en Foros Literarios y puedo declarar sin ambages, que, en ningún momento he dejado de sentir lo mismo al leerla, ese reflejarme y reconocer a tantas, en cada una de ellas, por ser esta Mujer, todas las mujeres. Bien lo dice Ella misma en el momento único e irrepetible que nos habla y se atreve a ser: YO

III

Mírame, esta soy yo, la que te observaba calladamente mientras sembrabas en su cuerpo los más desgarradores paisajes.

Mírame, esta soy yo, la que rutinariamente enceguecía de llanto
por saberte distante.
Esta que despierta ciega, que se siente despojada, que alienta el mortal pasaje para terminar de armar el final de la desidia con que tu voz alentó la llamarada.

“Mírame, esta soy yo, mujer rota que camina incierta, escuchando el tañer de las campanas”
Y ésta soy yo, y a lo mejor tú, o la vecina de al lado, o la mujer que miraste con el peso sobre su espalda en el supermercado o en la esquina de cualquier calle de cualquier ciudad.
Alguna vez la encontramos “altiva,” pisando fuerte, y al ir descarnando su andadura, nos tropezamos con la inmensa soledad del desengaño que la agobia, de las ilusiones rotas.
“Ella camina rota por dentro y nadie lo sabe”. Busca el amor, lo encuentra y se da cuenta que es un amor de a ratos, comprado quizás a la desesperación de sentir el abrazo y el cobijo del hombre a quien amar. Y lo ama intensamente, para luego descubrir el engaño que la marca, dejándola desorientada y vagando por los ríos de todas las emociones, de todos los cantos que la hacían sentir viva en lo etéreo del alma:

“Ayer le robaron la música. Le hurtaron la voz, el canto, el bandoneón y el tango. La desnudaron de lo último que la mantenía cerca del mundo. Ahora su camino se estrecha. Pasará alguna noche por su filtro despojada de la melodía, del sol, del afecto, de ser.
Ella rota en trocitos pequeños va hacia el olvido”

Va hacia el olvido, hacia una decadencia, no en años, en surcos rasgados en el alma por el dolor vencido, de verse hecha jirones por dentro y entera por fuera reflejada en el espejismo de la vida, utopía de su ser.
Elisabet Cincotta , nos presenta la mujer Quebrada y aunque podría seguir escribiendo y escribiendo sobre cada verso en prosa aquí escrito, me permito el detenerme, para que sean ustedes, lectores en primera fila, los privilegiados, de seguir la historia de esta Mujer y así conocer aún más los intríngulis del alma femenina, en cada paso que va dando y donde Elisabet tan bien supo recrear sin desperdicio alguno, en este Libro, imperdible y seguramente compañero fiel entre sus libros favoritos desde que llegue a sus manos y comiencen a leerlo , atrapados entre sus líneas.
Tango, música y verso en la palabra de una ESCRITORA con letras mayúsculas: ELISABET CINCOTTA.

Lic. Migdalia B. Mansilla R.
Escritora. Venezuela.

..............................
CONTRATAPA

La mujer quebrada, la luchadora, la vencedora, la que cae mil veces y vuelve a levantarse, aquella que cohabita en cada fibra de nosotras. Elisabet Cincotta nos presenta a todas en una sola, nos acerca a la figura de mujer que fuimos, somos o queremos ser.
Quizás sea esta magia de la autora la que nos hace mimetizarnos con su obra, la que incita a proyectarnos en las múltiples facetas de sus personajes y redescubrirnos en cada acción, en cada letra.
Leer “Quebrada” es recorrer un trozo de la historia de cada uno de nosotros sin distinción de sexo. Simplemente es reflejarnos en el espejo de quien puede transcribir nuestras emociones como si pudiese desnudar nuestro interior.

Liliana Varela
Escritora- Argentina

3 comentarios:

liliana varela dijo...

Bravo Elisa!!!! que gusto verme aquí.
besossss
Liliana
recomiendo: algo para leer verdaderamente impresionante!!

julia del prado morales dijo...

Te felicito por tu nuevo libro y felicito a Mig y Lili, por sus palabras tan adecuadas, abrazos, Julia

Graciela María dijo...

¡Felicitaciones Elisa!!!!!!!! Con mucho cariño, Graciela.