martes, 18 de marzo de 2008

PALABRAS DE PATRICIA ORTIZ SOBRE "BORDANDO LA DESPEDIDA"


Presentación de "Bordando la despedida" de Elisabet Cincotta -Río de Letras, sábado 15 de marzo de 2008- Por la escritora Patricia Ortiz


Elisabet es auténtica, como su poesía. Poesía que habla de la vida, -a veces descarnada y otras tierna-, poblada de sentimientos, como la vida misma.
"Bordando la despedida" está hilvanado con hilos de nostalgia. Es como detenerse en el trayecto y "volver la vista atrás", porque incluso las poesías expresadas en tiempo futuro vienen atadas a recuerdos y madurada experiencia. Dice el escritor Mauricio Rosencof –en boca de uno de sus personajes- que "vivir es una fiesta y sobrevivir trabajoso. (El enviado del Fuego). De ahí nace la nostalgia: de haber vivido. De ahí nacen también los detalles que iluminan su poesía: de movimiento, forma, color, perfume, sonido. Porque Elisabet cabalga nubes, pinta azahares y vides, nos trae las voces sonoras de los grillos, le pone nombre a las estrellas y llora guitarras o lágrimas de azúcar.
El escritor Gustavo Tisocco en el prólogo de "Bordando la despedida" y también la Licenciada Migdalia Mansilla en la nota de contratapa, hacen mención a la nostalgia que emana de los versos, pero también a la fuerza y la esperanza, a la huella que dejan sus palabras, muchas veces reflejo de nuestro propio sentir.

Elisabet Cincotta nació en Quilmes, pero hace muchos años que vive en Berazategui. Es docente y amante también de periodismo.
Además de este poemario personal, editado por la Editorial Mis Escritos, tiene otro compartido con el escritor chileno Luis Concha Henríquez: "Dos tonos para una cordillera" y actualmente prepara la edición de "De laureles y olivos". También participó de varias antologías. Ha sido finalista en varios certámenes poéticos; ha recibido premios y menciones.

Siempre escribió. Se define como "hacedora de versos". Dice que su poema
"Decisiones" sintetiza su ser:

DECISIONES

........................................


"He decidido subirme al tren de los sensibles,

corazones que ríen y lloran sin vergüenza,

ser libre para amar sin impotencia

y perder la razón del compromiso.

.....................................


Decirle no a la rutina inmersa

que hace fracasar la alegría,

encontrarme simplemente siendo buena,

amar igual de noche que de día.

..................................


Ser oyente silenciosa en tu consuelo,

dormir abrazada a los deseos que me guían,

latir al ver tu cara amiga

emocionarme con tu llanto y con tu risa.

Acompañar al ser que necesita de mis manos,

de mi abrazo y mi palabra.

............................................


Dejar brotar la lágrima fecunda

que terminará en la sonrisa prodigiosa,

contemplar tus ojos en los míos,

pensar que es hoy el último día de la vida

y disfrutarlo intensamente

sólo así sabiéndome tu amiga."

2 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

Acabo de recibir tu invitación para este Blog, acudo a felicitarte pues, definitivamente, has abordado el tren de los sensibles, ocupando el lugar que por derecho te pertenece.
Felicitaciones y adelante.
Si en algún momento quieres pasar por mis Blogs, será un placer recibirte en ellos.

Luna de Cristal dijo...

Elisabet, disfruté de tu premiación merecida, amiga, de tu hermoso poema del tren de los sensibles y de los prológos que dejaron en sus palabras sentidas dos autores muy queridos Julia del Prado y Ramón Rojas Morel , felicitaciones por captar esa esencia poética inmensamente buena que nos transporta por universos afortunados de gozar de buena poesía.
Palabras de Patricia Ortiz y la música geniales.

un beso.
Marisa Aragón Willner