lunes, 19 de noviembre de 2007

ALGUNAS PALABRAS

Breve presentación del poemario Bordando la despedida
de Elisabet Cincotta
Por María Eugenia Caseiro


"Para Mariú, mi hermana del corazón, la dulce amiga que creyó en mí y me dio sus fuerzas para seguir en el camino..."


Con esa dedicatoria que ella ha colocado allí para que nos sobreviva a nosotras, no a la amistad, ha arribado hoy el poemario Bordando la despedida de Elisabet Cincotta. Leerlo es como dejarse llevar por la música interior y la nostalgia de la autora que construye versos como ese que da nombre al poemario y que nos pone puntadas de color de ausencias sobre el lienzo “que encierra más que una vida” y donde el corazón es una barca que se deja llevar por la corriente de un río de reflexiones "paloma errante sin tiempo", presta a brotar, en algún momento, esa música triste en que las soledades acamparon y los adioses quisieron perpetuarse hasta bordar la despedida en acompasado movimiento de la aguja sobre el bastidor, verso a verso, hasta la última puntada. En fino canesú, este retazo de la mujer que sabe como bordar sobre una hoja de papel en blanco:


Y de tanto.


y de tanto bordar las despedidas

sintetizar el silencio en una palabra

la soledad le invade los rincones

el sahumerio huele rancio


de tanto temer caminar

sin compañía

retrasar la arena de los tiempos

escurrir solsticios tras tempestades

no queda en su libro mayor

más que mudez


de tanto querer rodear esquinas

con sonrisas y humores

se evade sin adiós y sin poema

su sombra le extiende la mano

en gesto desafiante


Elisabet Cincotta

Bordando la despedida©

Ediciones Mis escritosMayo de 2007


María Eugenia Caseiro

EN CONTRATAPA

Lic. Migdalia B. Mansilla R.


Un arrebol de palabras, de sentimientos plasmados en versos que se agigantan en la pluma de Elisabet Cincotta.
Bien cabe decir que su poemario "Bordando la despedida", nos lleva al encuentro de una poética fluida, encartada en imágenes subyugantes. Argentina la poetisa, argentina su voz.
Y pasa, que los poemas de Elisabet nos hacen transitar por melodías que sueñan tangos, que hablan de nostalgias, de dolor de ausencia, pero también de esperanzas. No soslayan sus versos las dificultades de la vida, las plasma con singular entereza, haciendo que el lector se detenga un momento y en medio de adioses nos adentremos en los recovecos de un alma sensibley generosa. Se yergue la poetisa de Berazategui, como una voz sólida dentro de la poesía argentina, al urdir con precisión fina y cortante, la luz de su bordado en las letras que pintan despedidas.
Un honor para mí, dejar plasmado el impacto que recibí al leer su poemario. Estoy segura, el lector encontrará en las páginas de este libro el reflejo del espejo donde cabe el mirarse, alguna vez.


Lic. Migdalia B. Mansilla R.Escritora. Venezuela.

2 comentarios:

Presentes ausencias dijo...

¡Cuánto honor amiga querida!

Gracias. Sólo la palabra única que todo lo expresa en el sentir.

"Bordando la despedida", se ha convertido en uno de esos poemarios difíciles de dejar de leer. Es el libro que se guarda al lado de la cama, o se lleva en el bolso al salir, o simplemente, se tiene a mano para "bordar emociones y mirarse en el espejo de la vida".

Amiga querida, que los éxitos sigan y que tu palabra refulja siempre.


Besos,
Migdalia

Kellypocharaquel dijo...

Hola y felicitaciones Elisa querida el por tu trayectoria literaria, tus trabajos embellecen
el intelecto y conmueven hasta lo más hondo
¡¡¡ Que la vida te regale los mayores éxitos.
Abrazos y besos
Raquel Luisa Teppich